x

FANUCOVA (Federación de Familias Numerosas de la Comunidad Valenciana) califica de ataque directo a las casi 11.000 familias numerosas la propuesta de subida de impuestos que el Ayuntamiento de Valencia avanzó el pasado viernes.

Celia Chavero, presidenta de FANUCOVA “lamenta profundamente la postura del Señor Ribó el cual en vez de rebajar la carga fiscal a las familias que aportan el capital social tan escaso en nuestra Comunitat no hace más que penalizarnos aumentando la presión fiscal a través de impuestos como el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), el de Circulación o la nueva Tasa de Alcantarillado que se incorporará en la factura del agua en 2020”.

TASA DE ALCANTARILLADO

La Junta de Gobierno Local del consistorio aprobó el pasado viernes el aumento de la tasa de alcantarillado con el fin de hacer frente al crédito y a los intereses del préstamo que va a pedir al Banco Europeo de Inversiones para realizar inversiones en la red de saneamiento.

Esta tasa introduce una novedad y es que hasta ahora estaba compuesta por una única tasa fija por metro cúbico de agua consumido y será sustituida por una nueva tasa compuesta por dos tramos; una parte variable (que se cobrará en función del consumo de agua y el tipo será mayor para quienes más gasten) y la parte fija (que dependerá del calibre del contador).

Chavero afirma que, “con esta novedad en la tasa de alcantarillado las familias numerosas son las grandes perjudicadas beneficiando a las familias que viven solas. En este sentido desde FANUCOVA pedimos al Señor Ribó que respete el principio de igualdad en la regulación de las tasas por prestación de suministros básicos evitando que, ante un mismo consumo per cápita, paguen más o sufran peor trato las familias numerosas que las que viven solas”

Por ello las familias numerosas de Valencia vienen siendo gravemente discriminadas debido a que las tarifas y consumos se basan en el concepto de abonado, sin distinguir el número de personas que viven en el domicilio que recibe el suministro. La facturación se hace en función del consumo global sin valorar que el consumo per cápita sea o no inferior o superior al considerado como suficiente para las necesidades básicas.

Por tanto, desde FANUCOVA se propone a la hora de adjudicar un tipo impositivo más o menos elevado se divida el consumo total por las personas que viven en el domicilio y a partir de ahí se establezcan los distintos baremos según consumo per cápita.

IMPUESTOS DE BIENES INMUEBLES

Con respecto al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para 2020 además de la modificación al alza (un 3% de media) la propuesta aprobada por el Ayuntamiento de Valencia contiene otra modificación que FANUCOVA ya reclamó en su momento, se trata de la desaparición de la bonificación prevista para las familias numerosas en aquellos casos en que el valor catastral del inmueble supere los 300.000 euros. Además, el consistorio ha solicitado la revisión del catastro al Ministerio de Hacienda lo que una vez actualizado aumentará considerablemente el numero de viviendas afectadas por esta supresión de la bonificación.

Por ello FANUCOVA propone ajustar el gravamen al número de componentes de la unidad familiar, lo que denominamos metro per cápita. Ya que en este escenario no se puede imponer ‘café para todos’ sin tener en cuenta la situación económica y el número de hijos, porque de esta manera se está penalizando a las familias con más hijos.

Las razones de la protesta son muchas, pero fundamentalmente hay que tener claro que “la vivienda es una necesidad, no un lujo y por tanto es de ‘total injusticia’ que sea el valor catastral de la vivienda el dato que te permita acceder a una u otra bonificación del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) sin tener en cuenta el número de personas que viven en ella” explica Celia Chavero, presidenta de FANUCOVA.

IDIOMA