x

Es una realidad. Junto con nuestros vecinos italianos, España es el tercer país europeo con menos ayudas a las familias por natalidad.

El sistema español tiene un problema que agrava la situación, y es que muchas de las ayudas solo se entregan como deducciones en el IRPF, lo que hace que las rentas más bajas no tengan acceso a esas ayudas.

Esto es el causante de la tendencia actual al retraso de la paternidad y maternidad. Muchas parejas jóvenes españolas deciden retrasar el dar la bienvenida a un hijo voluntariamente por no poder beneficiarse de esas ayudas. Es un porcentaje ya muy elevado el que se choca con los problemas económicos y optan por no dar el paso de convertirse en padres por primera vez.

Según un estudio de la Comisión Europea, a los problemas del mercado laboral (precariedad y desempleo) “se suma la ausencia de ayudas del sector público a las familias”, lo cual es la principal causa de la decisión voluntaria de los jóvenes para evitar tener hijos.

Las familias numerosas reivindicamos que los gobiernos apuesten por nosotras y cedan más ayudas para fomentar la natalidad.

Esta situación tiene que cambiar y rápido. Súmate a nosotros en las reivindicaciones y comparte nuestras quejas.

IDIOMA