x

El gran reto para las familias numerosas a la vuelta de verano es la cuesta de septiembre. Este año, en especial, va a ser el más duro que se ha vivido hasta ahora.

Las familias afrontan un gasto extra de 500 euros o superior a la vuelta de las vacaciones de verano. Esto se debe a la vuelta al cole de los niños, el encarecimiento de la luz, el gas y la gasolina.

Este año se suma a los inconvenientes que ha traído la pandemia la increíble subida de la luz que ya están sufriendo todos los españoles y en especial las familias numerosas, además de otros encarecimientos en el gas y en la gasolina. De por sí, la vuelta al cole para las familias con más hijos supone un gasto superior a lo normal, ya que todo se triplica. Cada miembro de la familia en edad de escolar supone una inversión en compra de material, el seguro escolar, renovaciones de uniforme o ropa de diario, comedor, libros nuevos e incluso una mochila, lo cual implica que los padres tengan que rascarse el bolsillo para poder suministrar todo ello a sus hijos. Esto supone que, de media, cada familia numerosa valenciana con niños en edad escolar se afronte a una serie de gastos que se sitúan sobre los 500 euros.

La vicepresidenta de la Federación de Familias Numerosas de la Comunidad Valenciana (FANUCOVA) Celia Chavero comparte su experiencia lidiando con la cuesta de septiembre y afirma que: “Esta cuesta es temible, mucho peor que la de enero”. Ella afirma que su secreto para enfrentarse a esta época del año es la organización: “El gasto ya lo tenemos contenido. ¿Qué más nos vamos a quitar? Vivimos con lo básico de una familia normal”

Desde la federación recomiendan ser previsores para hacer frente a la cuesta más temida para las familias numerosas y utilizar técnicas que ya utilizaban nuestros padres como el perseguir a los pequeños de la casa para que apaguen las luces, bajar persianas para evitar que entre el calor y no tener que encender aires acondicionados, recurrir a libros de segunda mano y uniformes heredados, pero también saber que un obsequio o una prenda nueva no viene mal de vez en cuando y también sirve de motivación para los adolescentes.

Según afirma la vicepresidenta de FANUCOVA: «La vuelta al cole sí la puedes planificar. Cuando mis seis hijos iban al colegio, ahora quedan dos
escolarizados, compraba unos libros en julio, otros en agosto y el resto en septiembre. Xarxa llibres fue un ahorro, la verdad, y ahora, con los dispositivos digitales, también». Por ello la federación anima a las familias numerosas a mirar por el ahorro que supone la planificación con tiempo suficiente para que la vuelta al cole suponga el menor desembolso posible.

En definitiva, para enfrentarse a la cuesta de septiembre de la mejor manera posible, la clave es la organización y la previsión, siempre siendo conscientes de que para una familia numerosa el gasto se triplicará e intentado remar a contracorriente de ese hecho, en especial ahora que los efectos de la pandemia comienzan a dar tregua.

 

IDIOMA